Diosa a los 40: Natalia Oreiro, sin maquillaje ni photoshop

Para celebrar la nueva década, la actriz y cantante uruguaya se atrevió a fotografiarse al natural y reflexionó sobre su vida, el pasó del tiempo, su carrera y su familia. “En esta nueva etapa de mi vida, voy a hacer las cosas cuando tengo ganas de hacerlas”, aseguró. Las fotos, en la nota.

Natalia Oreiro acaba de cumplir 40 años y en una entrevista para la revista Caras se atrevió a fotografiarse sin maquillaje ni photoshop.

“No soy de las que piensan que cuando uno cumple años, necesariamente tiene que hacer un balance de su vida. Siempre intenté quitarle el número a las celebraciones”, afirmó la uruguaya y agregó: “Quizás porque siempre pensé que la vida es un camino. Y en ese camino, uno recorre sueños y visualiza los deseos. A veces uno lo logra, y otra veces el universo no conspira a favor”.

“Siempre tuve una actitud muy positiva con respecto a la vida. Y aprendí, que más allá de los sueños, íntimos y profundos, las cosas suceden cuando tienen que suceder. Cuando uno está preparado y tiene la madurez suficiente para poder transitarlas. De eso se trata para mí la vida. Si bien no estoy ajena al tiempo que me toca transitar, estos cuarenta, también sé que no soy un número. Ni tampoco una edad, ni emocionalmente ni biológicamente”, sostuvo Natalia.

Sobre el festejo de los 40, la artista contó que “nos fuimos con mi marido (Ricardo Mollo) y mi hijo a Tulum. Me fui una semana, fue un viaje super especial. Estuvimos en las pirámides… Fue todo muy íntimo y espontáneo”.

En una especie de retrospección a su vida, la actriz reconoció que tiene un nuevo propósito: “Hay algo que yo tengo que modificar en esta nueva etapa de mi vida. Y es en hacer las cosas cuando tengo ganas de hacerlas. Porque durante muchos años, siempre busqué la aceptación y que me quieran. Entonces, haces cosas por no defraudar al otro, olvidándote, en un punto, si lo que estas haciendo te hace feliz. Lo que necesité fue empezar esta nueva etapa sin correr. Cerca de mi familia. Siendo yo en mi estado más puro”.

“El proceso de llegar a los 40 me enfrentó a superar mis propios límites y a creer más en mí por lo tengo adentro que por lo que tengo afuera. Siempre supe que era más interesante, creativamente hablando, por dentro, que por la belleza que se podía ver por fuera” continuó la actriz.

Consultada acerca de como lleva el pasó del tiempo y si tiene miedo a envejecer, la interprete de Gilda confesó: “Sabes lo que mas me dolió en la vida, que desde muy pendeja me dijeran que tenía mucho ángel. No entendía lo que era eso, que me querían decir ni a que se referían. Me dolía que no me vieran como una actriz. ¿Sabés lo que me dijo alguien una vez?: ‘Te van a considerar actriz cuando no seas joven, porque ser joven y bonita no califica para el reconocimiento’”.

En cuanto a su personalidad a partir del éxito y la exposición, Oreiro señaló: “Yo sigo siendo la misma, lavo los baños, cargo bolsas, limpio mi casa, y también soy la que se monta como una diosa y juego a ser una diva. Yo me encuentro muy bien en lo sencillo, vengo de una familia humilde, y aunque haya adquirido recursos, no me convertí en alguien de la alta sociedad. El buen gusto no tiene que ver con el dinero, sino precisamente con eso, con el buen gusto. La educación, para mí, no es saber como manejar un cuchillo en la mesa, sino sentir respeto hacia el prójimo”.

Resumen: Diarioshow
Lee la entrevista completa en este link.