El pintor y músico Oskar Fischinger fue homenajeado con un increíble Doodle interactivo

Google recuerda el nacimiento del alemán Oskar Fischinger, uno de los primeros en crear obras abstractas combinadas con música, conocido por su participación en la película Fantasía de Walt Disney.

Oskar-Fischinger-doodle-musica-pintura-arte-2

Sus obras son una combinación de geometría y música, que se alejaba, y mucho, de la animación practicada en su época. Es lógico que en todos los aspectos del arte existan momentos para experimentar, pero ¿qué pasa cuando la norma está establecida por la dictadura nazi? Todo lo que sea diferente está visto como una “desviación” y esa no es una buena palabra.

Lo que hacía Fischinger no era lo común entonces fue observado por el propio Hitler quien lo catalogó como “degenerado” y le prohibió cualquier tipo de permiso para trabajar en el país. Fue por eso que Oskar decidió emigrar hacia Estados Unidos, a Los Ángeles más precisamente en 1936.

Allí en la Costa Oeste conoció a Walt Disney y hasta trabajó como animador en la película “Fantasía”, que consiste en siete segmentos no relacionados que no están hilados narrativamente, sino por la progresión de la música, que es lo que centra la historia. El resultado fue un fracaso estrepitoso para la empresa, sin éxito de taquilla, tanto que la llevó a la quiebra unos años más tarde.

Aunque el New York Times describió a Fantasía como “encantadora y excitante en su originalidad” y la Academia de Cine le dio premios especiales por el uso pionero del sonido, la creación fue demasiado para el público de la época. En realidad lo que ocurría es que la película estaba adelantada a su tiempo.

Disney -se sabe- se recuperó de la quiebra y el film con el tiempo fue considerado “de culto” y con los años las nuevas generaciones la consideraron como una obra de arte visionaria. Algo de todo eso le sucedió a Fishinger, que, por supuesto, nunca más trabajó con Walt Disney y para el final de su vida se dedicó a la pintura al óleo.

Hoy Google lo homenajea y le da un lugar y en un reconocimiento que no pudo ganarse en vida, pero que logró con el paso de los años.

Fuente: Clarin diario web