Manu Ginóbili reveló lo que le dijo Gregg Popovich para que siguiera y contó por qué aceptó

El bahiense habló de los motivos que lo llevaron a tomar la decisión de seguir, al menos, por una temporada más.

Manu Ginóbili aún no colgó las zapatillas. A pocos días de cumplir 40 años, el bahiense renovó su contrato con San Antonio Spurs por una temporada más. ¿La última? Aunque todo parece indicar que sí, es difícil responder a esta pregunta. Lo cierto es que desde octubre, cuando comience la temporada de la NBA, la franquicia texana contará en su plantel con uno de sus máximos ídolos, ese por el que algún día no muy lejano colgarán la camiseta Nª20 para la eternidad.

Pero, ¿qué llevó a Manu a tomar la decisión de seguir? Fueron varios los factores. Pero el puntapié inicial del operativo seducción lo dio, sin dudas, Gregg Popovich. “Había hablado con Pop bastante antes de salir de vacaciones y él me dijo que quería que siguiera y que me necesitaba en el equipo. Con todos esos elementos, me di un espacio para pensar bien qué quería hacer realmente. No sentí que él quisiera convencerme; simplemente me dijo lo que pensaba. Incluso sé que si hubiera sido diferente también me lo habría dicho. Si no me quería, casi me era todo más fácil, porque no se me iba a caer ninguna jineta porque no me quisieran. Era ‘hasta acá llegué’ y listo. Porque no iba a ponerme a explorar la chance de buscar otro equipo”, reveló el bahiense, ganador de cuatro anillos de la NBA.

Después, las “negociaciones” siguieron en su casa. Claro, desde hace varios años que la opinión de su mujer, Many Oroño, y el bienestar de sus hijos son clave a la hora de aceptar una propuesta. “Many volvió decirme que hiciera lo que me hiciera sentir bien. Claro que tenemos curiosidad por lo que puede ser tener todo el tiempo a disposición para nosotros, pero como estamos bien en San Antonio y tenemos a los chicos en la escuela, no es un problema seguir llevando adelante esa actividad”.

¿Por qué aceptó? “Acepté porque es un gran honor estar en una franquicia así, con 40 años, sintiéndome importante, con gente que me dice que me quiere y que sigo siendo importante para el equipo. Todo lo que tenía pensado si me retiraba, lo pospondré un tiempo más. En cambio, si me retiraba y me tomaba un año, no iba a poder volver a competir a los 41. Siento que tomé la determinación correcta, la que todos me recomendaron, porque ninguno de mis allegados me dijo ‘ya está, colgá, relajate y disfrutá de otras cosas'”.

Fuente: www.canchallena.com