SoundCloud atraviesa una crisis inminente

Todo lo bueno en algún momento termina y la época de SoundCloud está por finalizar, y es que la competencia del servicio de audio streaming crece a pasos agigantados, dejando competidores fuera del mercado.

Surgió en 2007 y fue una de las empresas que abrió la puerta para que músicos independientes se dieran a conocer. Con el paso de los años este servicio permitió a sus usuarios subir sus propias canciones originales.

Pero tras una considerable pérdida de usuarios, anunciantes y capital, ha tenido que despedir 200 empleados y cerrar sus oficinas de San Francisco y Londres, dejando en funcionamiento únicamente las de Nueva York y Berlín.

Despidiendo a la mitad de su plantilla y cerrando dos de sus cuatro empresas, es como encontraron la manera de asegurar su existencia y la independencia financiera de la compañía a largo plazo, explicó Alex Ljung, CEO de SoundCloud.

Tal es la crisis por la que atraviesa SoundCloud, que ni siquiera haber vendido el 11% de la empresa a Twitter, en septiembre del año pasado, le da la rentabilidad que necesita para salvarse de su catastrófico final.

Lo que es un hecho es que SoundCloud se las está viendo negras para continuar operando y lo dice su propio CEO: a pesar de duplicar ingresos en los últimos 12 meses, es necesario recortar costos para sobrevivir.

SoundCloud cuenta con más de 170 millones de oyentes al mes, pero las suscripciones no han aumentado como Ljung quisiera. A pesar de bajar el precio de SoundCloud Go a la mitad ($4,99 dólares al mes), no ha podido capitalizar lo suficiente para no desaparecer.

Fuente: www.jenesaispop.com