Wonder Woman (2017)

El resumen corto, para los ansiosos, es que DC volvió a hacer una buena película de superhéroes y Wonder Woman es todo lo que esperábamos del personaje y quizás un poco más. Gal Gadot está impecable, Chris Pine acompaña muy bien, y el film tiene acción, humor, aventuras y hasta un poco de emoción. ¿Vale la pena verla en el cine? Sin dudas.

Todo comienza en Themyscira, la isla de las amazonas, en la que conocemos a una Diana chiquita, que busca escapar a los designios de su madre y entrenar como las otras mujeres. ¿Detalle clave? Antiope, el personaje de Robin Wright (de House of Cards), la rompe.

La llegada de Steve Trevor (Pine), le suma emoción, humor y el contacto con el mundo exterior… y los hombres, algo que Diana no había visto nunca.

La relación ente ellos dos es honesta y divertida, funcionan a la perfección y las reflexiones de Diana sobre el mundo que conocemos son muy divertidas. Y cuando se pone el traje de Wonder Woman y sale a pelear se te pone la piel de gallina. Seguramente lo mejor de Gal Gadot sea eso: logró interpretar ambos lados del personaje, la mujer que descubre el mundo como una nena y la guerrera que deja todo por el bien de la humanidad.

¿La película es perfecta? No. Quizás en algunas partes peca de ingenua o de simplista. El villano, por lo menos a mi, me dejó gusto a poco. Y a la película le falta un poco del factor WOW, algo que te haga pensar que te fuiste del cine viendo algo increíble. Pero que quede claro: después de los fiascos de Batman v Superman y Suicide Squad, DC logró salir a flote con un film bueno y entretenido.

Patty Jenkins, la directora, hizo un excelente trabajo y logró hacer una muy buena película de superhéroes y, más importante, la primera protagonizada por una mujer. Afortunadamente, no será la última.

Informe: Azagalsky – TN diario web